Museo Pushkin: Más de un millón de objetos de arte

El museo fue fundado entre los años 1847-1913 por el profesor universitario de Moscú, Iván Vladimirovich Tsvetáiev, tras perseguir la idea de que un museo sería un buen lugar formativo donde educar al público visitante. Tanto empeño puso que le concedieron un terreno en el corazón de la capital, y no muy alejado del Kremlin, el parlamento ruso. Donde en el siglo XVII se localizaban los establos imperiales, en el 1898 se comenzó a cimentar el futuro Museo Pushkin. Más tarde Tsvetáiev fue su primer director y jefe del departamento de Teoría e Historia de Arte en la Universidad de Moscú, además de doctor en Filosofía especializado en Artes romanas y Cartas.

El edificio fue construido según el proyecto de representante del academicismo de la arquitectura nacional, Roman Klein, y finalizó en el año 1912, después de 24 años de edificación. El museo fue inaugurado el 17 de agosto de 1912 en presencia del emperador Nicolás II y la familia real. En un principio tomó el nombre de Museo Estatal de Bellas Artes, pero en el año 1937 fue llamado con el nombre de Pushkin, gracias al aniversario que se celebró del gran poeta ruso Alexander Pushkin.

La Revolución de Octubre inicia una nueva época de cambio en las gentes y en la filosofía e historia del museo. El museo, con un especial interés por las obras escultóricas clásicas, comienza a recibir muchas visitas y el gobierno decide ampliarlo para acoger nuevas obras en su interior, con lo que nacionaliza las ya existentes para conseguir el dinero y la autorización necesaria. Hasta entonces el museo contaba con obras de arte de gran diversidad y amplitud desde la Antigüedad hasta nuestros días.

Las colecciones del museo crecen con gran rapidez, del año 1924 al 1930, gracias a la aportación de antiguas colecciones de San Petersburgo y, ante todo, del Museo Hermitage. También provienen obras del museo Rumiántsev, que incorpora en el año 1924 más de 500 cuadros de pintores europeos occidentales y también dibujos, grabados, monedas, y una biblioteca. Desde la Galería Tretiakov vinieron en 1924 unas obras sobre paisajes y géneros del siglo XIX. En los años siguientes llegaron muchos iconos bizantinos y fueron los primeros en coleccionar el arte francés, como el impresionismo.

Actualmente el Museo de Bellas Artes Pushkin de Moscú tiene una política más conservadora, al menos a primera vista, pero no por ello menos eficaz.

La colección

El Museo Pushkin cuenta con una de las muestras más representativas en Rusia del arte extranjero, desde antiguas épocas hasta los días modernos, además de incluir un millón de objetos de arte. La exposición del museo incluye una colección extensa de esculturas antiguas, medievales y del renacimiento, además de una colección de los trabajos originales de artistas, escultores y gráficos extranjeros junto con los objetos de artes decorativos.

En el año 1983 el doctor de historia del arte Ilya. S. Zillbersteins y el director del museo Irina A. Antonova instalaron un departamento de colecciones privadas en un edificio reconstruido, situado al lado del edificio principal del museo, abierto al público el 24 de enero de 1994.

Hay 30.000 dibujos y grabados, obras del Antiguo Egipto, como 18 retratos de Fayum, telas coptas, esculturas de la Antigüedad clásica y vasijas griegas. Dentro de la civilización egipcia podemos encontrar una excelente muestra de barcas funerarias, que provocan un gran interés.

Dentro de los artes existentes se encuentra el arte Asirio-Babilónico con las tablillas de los siglos VII y VI a. C. y el arte bizantino con un tríptico del marfil bizantino.

El 30 de junio de 1997 se abrió una sala con esculturas famosas para educar a los estudiantes de la universidad. Para ello se tomaron siete cuartos, que contienen 250 copias de obras maestras esculturales, famosas del Egipto antiguo, Grecia y Roma, y del Renacimiento de Europa, lo cual estaba poseído por los mejores museos de París, Londres, Berlín, St. Petersburgo, El Cairo y otras museos de Italia y Alemania. Los objetos y esculturas expuestas dan un conocimiento al público visitante de las antiguas épocas hasta el siglo XVI. Entre ellas se encuentra la copia de la gran estatua del Faraón Chephren, de la tumba de Khersir, una de las esfinges de Tanis de Ammenemkhet III, de la columna babilónica inscrita con el código Hammurabi, de los escritos en los palacios sirios, de la decoración escultural del Partenón Ateniense, de los retratos esculturales de Sófocles y Demóstenes, entre otros trabajos notables. El departamento de copias está abierto al público en general, pero principalmente es utilizado por los estudiantes.

En la planta baja aparecen las pinturas europeas de los siglos de VII-XVIII. En la primera planta hay salas con esculturas la Antigua Roma, de la Edad Media, y del Renacimiento.

Entre otras obras de pintura del siglo XIX y XX se encuentran autores como Monet, Degas, Renoir, Van Gogh, Picasso, Gaugin, Kandinsky, Matisse,… Entre los retratos y dibujos destacan Marc, Van Gogh, Rembrandt, Serov, Camille, Renoir,…

En la actualidad cuenta con una de las colecciones más amplias y completas sobre el impresionismo que se encuentran fuera de las fronteras francesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *