Toros sueltos por la azafranal

Desde inicios de este mes, una de las calles más céntricas de Salamanca, la calle Azafranal, está llena de enormes toros. Sin embargo, los vecinos pueden dormir tranquilos:  este ganado bovino está hecho de fibra de vidrio y es un reclamo publicitario  de la Asociación de Comerciantes de la calle.

Lo que se pretende con esta divertida actividad es el aumento de consumo en todas las tiendas esta vía peatonal en una época en la que la ciudad se llena con el turismo.

Los cuatro toros a tamaño real que se sitúan a lo largo de la calle fueron pintados por los artistas Marta Viera Romeral, Eduardo Sánchez y Dani Vázquez.

Pero esta idea no es ninguna novedad, ya que en 2002 la ciudad estaba repleta con estos coloridos toros por la Capitalidad Cultural y de los cuales algunos se conservan, como el de la entrada de la Cruz Roja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *