Rihanna: Caprichitos sin reparos… ni paraguas

Rihanna, la diva surgida de Barbados se ha convertido en una cantante que con influencias del pop, reggae y soul ha captado la atención mundial no solo por su música sino también por su belleza exótica y cuerpo escultural.

La de Barbados ha ganado fama rápidamente tras algunos de sus hits, incluso fue nombrada como la cantante más sexy por una renombrada revista de moda. Así como la rápida popularidad han llegado los caprichos del mundillo de las celebrities, una de sus exigencias más conocidas es el menú del que debe disponer en cada alojamiento durante sus giras.

Por contrato, Rihanna exige a los hoteles en los que se aloja algunos requisitos especiales y por partida doble, pues de todo lo que pide lo hace en dobles cantidades. En su habitación debe haber: dos paquetes de goma de mascar, únicamente de fresa, no acepta otro sabor; dos mangos, fruta de países tropicales que no es fácil de conseguir en ciertos lugares; dos manzanas, dos peras, fresas sin semillas, uvas, dos cuchillos, una tetera y una cantidad de presas de pollo con arroz blanco, elaborado con una receta especial. Una dieta sana, con tendencia a las frutas antioxidantes y un carácter que más vale no contradecir, pues la diva no solo ha pedido por esta dieta especial en cada hotel que la recibe, también ha tenido una extraña petición para el momento de sus recitales. Ha hecho una notificación especial sobre una medida que no suele afectar a los artistas y suelen ser delegadas a los organizadores; ella prohibió que los espectadores vayan a sus conciertos con paraguas. Cuando la prensa le preguntó a que se debía la extraña preocupación, ella adujo razones de seguridad; para evitar el oportunismo. También podemos preguntarnos ¿temerá a que le arrojen un paraguas si el show no cumple las expectativas…?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *