Regalos de primera comunion

Ya están casi que acabadas las comuniones de este año, parece ser que el año que viene ya no habrá. Y es que ahora dicen que los niños deben hacer la comunión con diez años. Que estupidez con lo que crecen los niños hoy en día con diez años más que niños y niñas de comunión van a parecer novios y novias. En fin es lo que mandan y así debe ser, la verdad que es un día muy especial. Que levante la mano quien ni recuerde el día de su comunión, sobre todo los regalos, que sin duda era aparte del vestido o traje lo que todos los niños estábamos deseando coger. No era como ahora que a muchos niños le dan dinero para pagar el plato del convite, y se queda sin ningún regalo. Que me digan a mí aparte de la ceremonia que recuerdo les queda a esos niños el día de mañana de su comunión.

Y es que como las personas somos así, y vamos con las modas resulta que si mi vecina lo celebra en uno de los mejores restaurantes yo no voy a ser menos. Y como sé que me van a pagar el plato pues elijo el que más caro sea y me importa poco si mi hijo tiene regalos o no. La verdad que es una triste gracia porque desde luego flaco favor le hacemos a nuestro hijo en uno de los días más especiales de su vida. Eso sí no escatimamos en nada, evidentemente nosotros debemos llevar los mejores regalillos y todo lo mejor. Menos mal que en algunos casos la gente busca donde no gastarse mucho dinero y compran en hipermaterial.

Por lo que ponen en la comunión parece más una boda que una comunión. La verdad que es una autentica pena ya que ese día es para que nuestros hijos la recuerden no para que sea la comidilla de la puerta del colegio durante quince días. Pero bueno la mayoría de las personas somos así, siempre pensando en el que dirán y en ser mejores en todo frente a los demás. La verdad que así nos va, y es una autentica pena porque por desgracia nuestros hijos copian todo de nosotros y ellos serán la viva imagen nuestra el día de mañana. A sí que eduquemos personas con valores y no monigotes que hagan lo mismo que hace el vecino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *