Marketing online o tradicional ¿Cuál es la mejor estrategia para tu negocio?

Cuando hablamos del márketing y de sus múltiples estrategias entramos de lleno en un tema tan grande y complejo que para muchas personas es difícil saber cuál es la mejor estrategia para su empresa o marca. Lo primero que se debe tener en cuenta ante la cuestión sobre dónde realizar más esfuerzos, si en el ámbito offline o en el online, es si tu negocio realiza su actividad a través de internet, de forma tradicional o física, o ambas.

Sin embargo, hay que atender siempre a una premisa fundamental a la hora de crear una determinada estrategia de márketing, ya sea tradicional u online y no es otra cosa que el retorno de la inversión (ROI por sus iniciales en inglés). Independientemente de la estrategia que se elija, siempre se debe analizar cómo de beneficiosa es dicha estrategia para tu negocio en cuanto a los resultados financieros. Si no se trata de esta forma, es necesario replantearse toda la estrategia antes de hacerla efectiva.

Las principales diferencias entre el márketing online y el “tradicional”

El marketing offline se compone de todas aquellas prácticas que realiza una marca o empresa para promover el aumento de sus ventas sin el uso de internet. Muchas de estas prácticas provienen de años atrás, incluso cientos de años. Aún así, continúan siendo importantes para las empresas por su innegable grado de alcance. Algunos ejemplos son:

  • Publicidad en prensa escrita, folletos o revistas.
  • Publicidad en el audiovisual (TV y radio)
  • Promociones tales como eventos, vales…
  • La clásica red de contactos mediante vendedores o incluso el “boca a boca”

El marketing online se compone de todas las estrategias que pasan por aumentar las ventas a través de la difusión de la marca en internet. Actualmente, prácticamente todas las empresas, por no decir todas, necesitan estar presentes en internet y por tanto crear estrategias de marketing online.

Cada vez más, las personas acuden a internet para informarse más y mejor sobre productos y servicios. Algunas estrategias pasan por la creación de contenidos, vídeos, la actividad en redes sociales, etc… Todas ellas con el objetivo de atraer potenciales clientes a tu web. Pero el marketing online es complejo y no solo es suficiente con atraer más visitas a tu web (en este artículo de Neil Patel puedes ver cómo “atender” a los leads de tu web, una parte más importante de lo que crees en el proceso de tu estrategia de marketing online).

Una de las principales diferencias entre una estrategia de marketing en línea y “tradicional” es la manera en que se puede medir el retorno de inversión. En el marketing tradicional es más complejo saber el resultado exacto que ha tenido una campaña (saber el número exacto de personas que han comprado un producto por haber visto un anuncio en televisión es difícil). En cambio, en una página web todo queda registrado y es relativamente más fácil saber el alcance de una campaña.

online-vs-online-marketing

La evolución del proceso de compra

En los últimos años hemos visto cómo ha cambiado la forma de comprar. Como ya he mencionado, hoy en día la gente busca más información a la hora de realizar una compra y el lugar dónde buscar esa información es internet. Por eso es muy importante una estrategia eficaz de marketing online. Los consumidores buscan, constantemente, información y contenidos relevantes para realizar sus compras en buscadores, blogs, foros y otros sitios web para asegurarse de que toman una decisión acertada.

El marketing tradicional, aunque muy presente todavía, ya no tienen la fuerza de antes. Esto se debe principalmente  a que el acceso a la información se ha vuelto muy fácil gracias a internet.

En definitiva ¿cuál es la mejor estrategia?

Para “acertar” con tu estrategia, lo mejor es comprender lo mejor posible quién es tu potencial clientela. en el momento que se conoce bien al cliente y el producto o servicio que se ofrece, es posible diseñar una estrategia comercial acorde que maximice los resultados.

En ocasiones, sobre todo para pequeños emprendedores, es difícil hacer una inversión de marketing tradicional y online al mismo tiempo (aunque en términos actuales, dependiendo del sector, sería lo más recomendable), ya sea por el coste, o por otras cuestiones como el análisis del ROI (recuerda que es una parte que consideramos fundamental y debe estar clara). No obstante, siempre hay que mirar hacia el futuro y hay que estar al tanto de nuevas estrategias y métodos. Amoldarse con rapidez a los nuevos tiempos y no quedarse “enganchado” con una estrategia obsoleta puede ser la diferencia entre triunfar o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *